lunes, 17 de junio de 2013

Gila

Me gusta la textura que se genera por acumulación de capas y capas de pintura, no necesariamente de la misma ilustración. Esa es la historia de esta imagen, cuyas circunstancias obligaron a que sólo pudiera ver la luz gracias al sacrificio de otra debajo de ella, una que no llevaba muy buen camino por lo que decidió hacerse a un lado y ceder su sustrato a colores más rosados.

A veces, reutilizar un sustrato se siente como una posibilidad perdida que dará pie a muchas otras. Cada  nueva pincelada sobre esa porosa y plástica acumulación de pintura acrílica llega a sentirse forzada y calculada, pues el sustrato ha perdido su naturalidad. Tal vez eso es un recordatorio de que no se puede borrar por completo el pasado, pues su huella permanece en los nuevos acontecimientos.

Huellas nuevas de lagartija, de salamandra, y de monstruos de gila que dieron paso a esta ilustración para el texto Salamandra escrito por Issa Martínez en Deletéreo.


Gila
Acrílicos
30x38 cm


Deja un comentario

Publicar un comentario en la entrada