lunes, 13 de mayo de 2013

El porvenir

En esta ocasión, me tocó complementar con una ilustración el texto El fluir de siempre de la escritora Leonora Alonso en Deletéreo. El texto hace una analogía del vivir y el paso del tiempo con el fluir, por ello lo relacioné con el cigarro que se consume poco a poco, su humo que se esfuma en el espacio, el suave movimiento de las nubes, el lento caminar de los caracoles y el envejecimiento del personaje de la imagen.

Lo que me hace pensar, ¿qué diría si pudiera ver a mi yo joven?, ¿qué consejos me daría el yo anciano?, ¿cuáles serían las constantes y cuáles las variables en el infinito desarrollo de mi ser? A veces medito mucho acerca de cuántas personas diferentes podríamos haber sido tan sólo tomando decisiones diferentes, o ¿son acaso las circunstancias las que forman nuestro camino?. ¿Es esto lo que nos hace únicos? o ¿es esto lo que nos hace infinitos?


Deja un comentario

Publicar un comentario en la entrada