miércoles, 17 de abril de 2013

Árbol sin idioma

No se por qué antes me gustaba mucho escribir en cada nueva entrada de este espacio, y de un tiempo para acá he dejado de hacerlo. Pero como la vida es de ciclos que a veces nos sorprenden de nuevo, me dieron ganas de dejar un poco más de letras y contarles las historias detrás de cada imagen que publico o de las cosas aleatorias que pasan en mi cabeza.

De repente empecé a publicar y publicar imágenes de algo llamado Delétereo; bueno, Deletéreo es un ejercicio de creación literaria e ilustrativa muy bonito y divertido en el cual soy ilustrador. Hay tanto escritores como ilustradores y a veces a los escritores les toca escribir sobre una ilustración o a los ilustradores representar visualmente un texto.

En esta ocasión me tocó complementar Lo que alguna vez fue un árbol de la escritora Issa Martínez, y después de leer su texto lo primero que pasó por mi cabeza fue usar una rama de esas plantas secas que nunca volteamos a mirar y pisamos cuando caminamos. Y ese primer pensamiento se dio porque vivo en una zona un poco alejada del centro de la ciudad de Puebla donde hay mucha tierra y terrenos llenos de hierba y plantas secas, pero no siempre están así y es bonito pasar por allí cuando llega la primavera y eso se llena de flores, mariposas y mucho verde.

A veces lo seco, lo amarillo, lo sepia, cede su lugar al color y al gozo. Tal vez esto significa que debemos disfrutar de los ciclos ya sea que estemos en otoño o en primavera, porque si las delicias de la primavera se encuentran frente a nosotros, no durarán para siempre y el otoño prolongado está allí para darnos esperanza que los días de primavera vendrán.


Deja un comentario

Publicar un comentario en la entrada